Ventajas de trabajar de pie

Cuando hablamos de que trabajar de pie mejora nuestra salud, mucha gente piensa que se habla de cambiar la comodidad de trabajar sentado por la mayor actividad de estar de pie durante todo el día. Bien, si sois una de estas personas no os asustéis. El hecho de buscar una mayor actividad trabajando de pie no significa que tengamos que hacerlo durante toda nuestra jornada laboral.
 
Recientes estudios demuestran que trabajar de pie sólo una hora al día produce numerosas ventajas para nuestra salud. Veamos cuáles:

Mejora el foco de atención: El foco de atención tiene un periódico de máxima concentración limitado, se va reduciendo poco a poco sino apartamos la mirada con cierta frecuencia. Por eso, si tenemos una dinámica de cambio de posturas encontraremos una atención más productiva.

Reduce la fatiga: La fatiga se define como la disminución de la capacidad funcional como consecuencia de un exceso de actividad prolongada. Esta se reduce si realizamos pausas o micropausas para trabajar de pie.

Sentirse más productivo: El movimiento se contagia a todas las zonas de nuestro cuerpo, nuestro cerebro percibe la actividad de nuestro cuerpo y permanece más atento. Por eso cuando trabajamos de pie nos sentimos más productivos.

Reducir los dolores musculares: Mantener la postura adecuada frente al ordenador por un tiempo extenso es complicado, con lo que el hecho de cambiar frecuentemente nuestro espacio de trabajo facilita esta complicada tarea.

Sentirse mejor

La gente que ha probado esta nueva dinámica de trabajo asegura:

“Veo que es posible realizar más ejercicio y moverme en el trabajo mientras atiendo al teléfono”

“Creo que he mejorado mi energía en otras áreas de mi vida desde que he empezado a usar Workfit en mi trabajo.”

“Mi postura ha mejorado, mi cuello, hombros y tensión que acumulaba en la zona lumbar se han ido.”

Únete a nuestra cuenta de Twitter para estar al día sobre noticias y opiniones relacionadas con la ergonomía.